Consejos útiles

Superar el miedo a la confrontación.

Nuestro experimentado equipo de editores e investigadores contribuyó a este artículo y lo probó para su precisión e integridad.

El número de fuentes utilizadas en este artículo es 24. Encontrará una lista de ellas en la parte inferior de la página.

El equipo de administración de contenido de wikiHow monitorea cuidadosamente el trabajo de los editores para garantizar que cada artículo cumpla con nuestros altos estándares de calidad.

Por mucho que nos gustaría evitar esto, las molestias ocurren ocasionalmente. Pueden ocurrir entre amigos, parientes, socios, compañeros de trabajo e incluso clientes y personal. La confrontación es un estado muy estresante, especialmente si las emociones están al límite. La capacidad de mantener la calma y lidiar con las confrontaciones ayudará a resolver cualquier situación potencialmente estresante.

Averigüe si se necesita confrontación

Esto es complicado Más a menudo es mejor alejarse del conflicto o pagarlo. Pero hay situaciones en las que simplemente es necesario entrar en confrontación y no lamentar que esto haya provocado un conflicto.

Si hay un problema, debe decirlo. Probablemente tenga ciertos límites y reglas que nadie puede romper. Y si se violan, debe decirse sin rodeos. Por ejemplo, si sus vecinos escuchan música en voz alta y lo hacen constantemente, debe hablar sobre ello. Pero si esto es inusual para ellos, es probable que el conflicto sea superfluo.

Ponga a un lado un diálogo acalorado

También sucede que es mejor dejar que las emociones se calmen: "¿Pospongamos nuestra conversación hasta la noche?". Ambas partes tendrán tiempo para calmarse, recopilar datos y, muy probablemente, evaluar el punto de vista opuesto.

Es posible que el interlocutor no quiera lastimarte, pero dado que sucedió, primero debes evaluar con calma todo.

Se adhieren a los hechos con precaución.

La capacidad de adherirse a los hechos en los conflictos puede conducir a la agresión del interlocutor, pero cuando se acabe su ira, solo habrá argumentos.

Gritarle a una persona para arrojar ira es la peor estrategia posible. Salpica la agresión, haciendo deporte, meditación y creatividad. Al tratar con personas, se necesitan enfoques más sutiles.

Los hechos también pueden ofender. No todos nos declaramos culpables en este caso, él necesita mantener un sentido de dignidad (especialmente si la confrontación es pública). Por lo tanto, agregue frases respetuosas a los argumentos e insista en que la persona simplemente no lo entendió de inmediato.

En casi cualquier confrontación, el ego juega un papel importante. A las personas no les importa si tienen razón o no, es importante que respeten su opinión. Por lo tanto, en los conflictos, los hechos desnudos no siempre funcionan.

No uses insultos

Además del hecho de que esto en sí mismo es humillante para quien los usa, también ofrece una poderosa herramienta de contrapresión. Después de todo, si bajas a los insultos, "entonces no tienes nada que decir en esencia" (incluso si no es así).

Si la ira todavía se puede reducir y cambiar, entonces el insulto abandonado nunca lo es. Será recordado sobre él.

Use el pronombre "yo", no "usted"

¿Quieres saber cómo hacer que una persona se defienda y retroceda? Comience la frase con la palabra "Usted ...". Esto inmediatamente hace que las personas dejen de pensar y defenderse.

La palabra "yo ..." hace posible convertir la confrontación en un diálogo constructivo. Esto parece una ingenua estratagema psicológica, pero la diferencia entre estas palabras es enorme. Entonces comience con las frases:

  • "Me di cuenta de que ..."
  • "Me gustaría hablar de ..."
  • "Escuché un ruido proveniente de tu habitación"

Déjame saber cuál es el problema.

No es suficiente decir que algo no le conviene, aún debe dejar que su interlocutor entienda porque No te queda bien. La gente ama cuando se les da una razón. O no entienden cuál es el problema hasta que se les explica.

Sorprendentemente, incluso las personas más inteligentes a veces se comportan como tontos. No ven ni entienden las cosas que son obvias para ti. Cuéntales sobre esto directamente. Debes admitir que es aún más fácil para ti cambiar tu comportamiento cuando una persona menciona una razón específica que si comienza con críticas y gritos. Esta es una táctica compleja, por lo que pocas personas la usan. Gritar e insultar es mucho más fácil.

Mantén la calma

Cuando alguien está enojado contigo, ¿siempre está claro por qué razón? Este es el problema Podemos estar enojados con los demás y no aclarar por qué. En este estado, la mente está completamente apagada.

La calma tiene muchas ventajas. Recuerde la situación en la que dos personas entraron en conflicto ante sus ojos: al mismo tiempo, una gritó y dio un pisotón, y la segunda fue tranquila y amigable. ¿Con quién simpatizaste más? Funciona Tendemos a respetar a las personas tranquilas, porque los instintos nos dicen: “Este es un líder. Él nos salvará ".

La calma se puede lograr en tres casos:

  • Advertirle (sintonizar de antemano).
  • Combate la irritabilidad temprana (mantén las emociones fuera de control).
  • Combata la ira (cuando las emociones se salgan de control, pero la ira aún no ha llegado).

La mejor estrategia, por supuesto, será la primera. Pero si no funcionó, hay dos formas más de solucionarlo.